Inauguran retrospectiva “Derechos Humanos, una mirada desde el cine comunitario”

carlos-flores-por-monica-cruz

El antropólogo y realizador Carlos Y. Flores. Foto: Mónica Cruz.

Por: Alejandra Olalde Carreté *

Ciudad de México. El mes de octubre inició con la inauguración de una retrospectiva de la Muestra Internacional de Cine y Video Indígena (MICVI), en esta ocasión con el nombre “Derechos Humanos. Una mirada desde el cine comunitario”. Es presentada por el colectivo Cine y Medios Comunitarios en colaboración con el Centro Educativo Truper y el Museo de Memoria y Tolerancia, éste último, como sede del evento los sábados 1, 15, 22 y 29 de octubre de 15:30 a 18:00 hrs.

El auditorio del museo, albergó de forma gratuita al público interesado en la primera de cuatro sesiones dedicadas a dialogar sobre los derechos fundamentales del individuo y la interacción de estos derechos en poblaciones indígenas del mundo. El Derecho Comunitario fue el primer contenido del pasado sábado 1 y que desató un polémico debate sobre la manera en que pueblos originarios de Guatemala ejercen justicia desde sus propios parámetros y a partir de sus necesidades como comunidades autónomas.

Con la presencia del realizador y antropólogo, Carlos Y. Flores, director de los dos cortos documentales que se proyectaron en la sesión, se contextualizó a los presentes sobre la situación política, social y cultural de Guatemala para luego analizar los dos materiales que reflejaron los usos y costumbres de localidades mayas del pueblo Santa Cruz del Quiché desde su perspectiva jurídica.

“Un país olvidado, invisible en el imaginario mundial, en Guatemala de cada 100 homicidios, 5 van a juicio y solamente 3 se resuelven, con sociedades que se articulan para dar respuesta a sus conflictos a falta de soluciones por parte del sistema oficial”, describió el invitado de la tarde, Carlos Y. Flores. Un país que además del español, tiene 22 idiomas mayas y 200 dialectos, con una oligarquía muy fuerte y excluyente, con un sistema que se sostiene por su fuerza militar, por lo tanto, un país autoritario, violento, que sufrió una guerra civil muy prolongada, de la cual poco se conoce a diferencia de otros países de Latinoamérica.

Una población que vive la violencia como algo posible, que continúa presente de muchas maneras, una de ellas como solución o respuesta a sus conflictos. De localidades 60% indígenas, la violencia sin juicios oficiales, sin un proceso legal, es la forma en la que las comunidades aplican sus propios castigos y leyes. Al igual que cualquier acontecimiento social, en el que se encuentra fuertemente arraigado su sentido de participación colectiva, también para la aplicación de la ley, las decisiones las toma la comunidad.

Los dos cortometrajes documentales de Carlos Y. Flores, K´ixba´l (Vergüenza) y Dos justicias. Los retos de la coordinación interlegal retrataron de forma clara la idea de colectividad para resolver los problemas entre todos los miembros de la comunidad. Ambos fueron realizados a partir de materiales que los mismos indígenas del departamento guatemalteco del Quiché compartieron con el realizador e investigador de los procesos jurídicos mayas.

K´ixba´l (Vergüenza) presentó la aplicación de la ley maya como una medida correctiva y preventiva que pretende reincorporar a la sociedad a tres jóvenes que roban una camioneta. En el debate posterior a la visualización del video, se habló de una justicia pedagógica, del derecho correccionalista, de la intención de restituir a los culpables en su calidad de personas. Sin embargo, se cuestionó con fuerza la aplicación de la violencia como pena que se encuentre justificada por la cosmovisión de los pueblos indígenas. El realizador mencionó que la razón por la cual las comunidades mayas filmaron estos juicios fue porque ellos pelean por ganar legitimidad, para educar a su gente y extender su influencia, por lo tanto, por ser un importante medio de registro.

Por otro lado, en Dos justicias. Los retos de la coordinación interlegal conocimos el caso de un juicio por asesinato que dialoga entre el estado de derecho oficial y la justicia indígena. El tema abrió el debate hacia la idea de la objetividad, al cuestionamiento de cuál es la justicia correcta, si ésta existe o si debe de haber una complementariedad.

Con un eje temático muy complejo y delicado, la apertura de esta retrospectiva de la Muestra Internacional de Cine y Video Indígena, será seguida de una selección que se conforma por el Derecho a una Vida Libre de Violencia (15 de octubre), Derecho al Territorio (22 de octubre) y Derecho a la Comunicación (29 de octubre). Es un ciclo que integra 15 audiovisuales comunitarios de Guatemala, Perú, Bolivia, Colombia y México que presenta al público estos registros audiovisuales con la finalidad de concientizar a favor de los Derechos Humanos desde distintas miradas, contextos y realidades, y sobre todo, desde la voz de sus protagonistas. Por último, a partir de una perspectiva del cine comunitario, como una herramienta poderosa de denuncia que teje puentes de información y de conocimientos como medio que devuelve a las sociedades su visibilidad y presencia frente al mundo.

Alejandra Olalde Carreté, Mtra. en Estudios Literarios por la Universidad Complutense de Madrid y Lic. en Comunicación por la Universidad Panamericana. Es especialista e investigadora de los procesos de adaptación del cine de Alfonso Cuarón, así como de la adaptación cinematográfica de la narrativa proustiana. Es integrante del colectivo Cine y medios comunitarios.

myt-por-monica-cruz

Foto: Mónica Cruz.

EN MARZO LLEGARÁ A OAXACA LA II MUESTRA INTERNACIONAL DE CINE Y VIDEO INDÍGENA

  • Se llevará a cabo en la capital del estado y los municipios de Miahuatlán, Reyes Etla, San Juan del Río, Mazatlán Villa de Flores, Tlacolula, Santiago Astata, Santa María Huatulco y San Miguel del Puerto
  • Tendrá como sedes La Jícara Librespacio Cultural, Instituto Intercultural Calmécac, Guel Vía Cinema Comunitario, Cine club comunitario chutsijien ya´ña i´bi, Casa Tilcoatle, entre otros.
  • Exhibirá más de 30 películas de 10 países latinoamericanos
1-Extremos

“Extremos” de Juan Manuel Ferraro y Federico Molentino, Argentina, 2014, 28 mins.

 

Redacción MICVI

Luego de una gira por la Ciudad de México y el Estado de México, el colectivo Cine y Medios Comunitarios tiene el gusto de presentar, durante marzo, la segunda emisión de la Muestra Internacional de Cine y Video Indígena (MICVI) en el estado de Oaxaca. Inaugurará el martes 1 de marzo, a las 18:30 hrs., en La Jícara Librespacio Cultural. Posteriormente, la programación será exhibida en los municipios de Miahuatlán, Reyes Etla, San Juan del Río, Mazatlán Villa de Flores, San Juan Guelavía (Tlacolula), La Crucecita (Santa María Huatulco) y San Miguel del Puerto. Todas las proyecciones serán de carácter gratuito.

MICVI es un evento que resulta de la colaboración entre instituciones, organizaciones de comunicación comunitaria y los propios realizadores, además de las sedes y cineclubes comunitarios. Su objetivo es impulsar el conocimiento y respeto de las culturas originarias mediante la consolidación de un espacio de difusión y exhibición cinematográfica dedicado a las producciones audiovisuales de y para los pueblos y nacionalidades del mundo.

Bajo el título Ajanüch tiüt at wüx arangütch, en lengua ombeayiüts, o El origen y la creación, en español, MICVI plantea la creación videográfica como un proceso abierto y continuo. De esta manera recuperan los orígenes del cine comunitario en México con la exhibición de la experiencia pionera de audiovisión comunitaria de 1985, en la que un grupo de tejedoras ikoods fueron capacitadas en el Primer Taller de Cine Indígena de San Mateo del Mar, Oaxaca. Asimismo celebraremos el xxx aniversario de la fundación de la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (CLACPI), actualmente con sede en Chile.

El ciclo está integrado por más de 30 audiovisuales comunitarios, participativos y colaborativos, provenientes de Guatemala, Honduras, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, Brasil, Chile y México, agrupados en diversas secciones:

  • Experiencias
  • Autodeterminación y derechos
  • Territorio
  • La mirada infantil
  • Ritos y ceremonias
  • Memoria
  • Identidad
  • Cosmogonías

Los mitos creacionistas, los ritos y ceremonias, el reflejo de la vida cotidiana hasta la concepción de la muerte y el tránsito por la vida, se verán reflejados en los filmes de la ii Muestra Internacional de Cine y Video Indígena. Esta edición propone cimentar la comprensión y difusión del lugar que ocupan los pueblos originarios, partiendo desde sus raíces hasta llegar al fruto de sus decisiones y cosmovisión.

Como actividades complementarias, en el marco de la muestra se llevarán a cabo conversatorios con algunos realizadores.

El colectivo Cine y Medios Comunitarios lo integran gestores e investigadores culturales quienes promueven y fomentan el estudio de la comunicación intercultural. La organización del evento para los municipios fue producto de la colaboración con distintos cine clubes comunitarios, tales como: Guel Vía Cinema Comunitario, la Iguana Nómada, Espacio de Artes y Oficios para el Desarrollo Comunitario y Cine Club Comunitario Chutsijien Ya´ña I´bi.

 

La programación completa en https://micvi.wordpress.com

 

La participación de académicos indígenas en las instituciones públicas de México, una pequeña reflexión para el debate.

mujer-indigena-mexico-960x623

 Los indígenas tienen que ser los pilares en las instituciones públicas del país, pues diversas instancias gubernamentales trabajan con los pueblos y con las comunidades originarias de México, hablantes de unas lenguas indígenas nacionales, así consideramos, es necesario aumentar una mayor participación de profesionistas oriundos, en la solicitud de las instituciones.

Los proyectos y programas se tienen que encaminar en base al punto de vista de los pueblos originarios, porque de alguna u otra forma, los pueblos viven su cultura de manera cotidiana, y se presume, conocen de manera más profunda, la problemática que aqueja a su comunidad. El haber nacido y crecido en ella, los hace conocedores de sus propias necesidades.

Es entonces urgente, que el indígena trabaje en coadyuvancia con académicos, con gente versada en el tema de las poblaciones indígenas. Estas personas coadyuvantes que serían los especialistas en dicha temática, tendrían que intervenir velando siempre por los intereses de las comunidades, en una posición disciplinada a la parte principal, es decir, a la parte indígena.

Los pueblos indígenas tienen que encabezar sus propios proyectos, ya que todo será para el bien de su pueblo, de su comunidad, de la diversidad lingüística y cultural del país.

El académico siempre en apoyo al indígena, intervendría en asesoría, o como guía en los proyectos. No obstante, en la mayoría de los casos, la participación de la diversidad cultural y lingüística en las instituciones públicas de gobierno ha sido muy escasa, aunque no podemos negar de ninguna manera, los avances que se han suscitado en torno a los pueblos, sin duda, es un gran paso, pero a pesar de todo, hace falta mucho por hacer, ya que el indígena se encuentra ausente, en la toma de decisiones de la gran problemática nacional.

Es imprescindible, una mayor concentración de académicos sensibles a las situaciones de los pueblos (así como intelectuales indígenas en las instituciones públicas) para tomar decisiones en las acciones y proyectos que se encaminan para su comunidad.

Involucrar a la diversidad cultural y lingüística define una verdadera multiculturalidad en el país y una verdadera democracia, que consiste precisamente, en incluir a las comunidades, su cultura, su lengua, su forma de pensamiento de manera más dinámica.

Desde la fundación del INI y la publicación de su creación en el Diario Oficial de la Federación, en diciembre de 1948. El Instituto Nacional Indigenista (INI) actualmente Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), ha tenido 14 titulares en su institución, desde el año de 1948 a 2012, de los cuales, sólo dos han sido indígenas: Marcos Matías Alonso de 2000 a 2001, y Humberto Aldaz Hernández de 2001 a 2003 (Del INI a la CDI, 1948-2012. Libro electrónico). Sin embargo su paso por el instituto, fue efímera y desde entonces, hasta el día de hoy, no ha habido ninguna otra persona oriunda de un pueblo o comunidad originaria en esta instancia gubernamental.

De hecho, si traducimos estos datos a porcentajes, encontramos que del total de los 14 titulares de la CDI, que representa el 100% de los dirigentes del Instituto gubernamental hasta el año de 2012, nos arroja un porcentaje mínimo de dirigentes indígenas en dicho instituto, representa sólo el 3% del total.

Si bien es cierto, que existe un gran número de académicos originarios de comunidades trabajando en Comisión Nacional para el Desarrollo de los pueblos indígenas, esto no significa, que puedan tomar decisiones sobre los asuntos interesados a su comunidad y por lo tanto, quedan abandonados ante estas decisiones.

Así, no sólo es importante agrandar el número de académicos indígenas en las instituciones públicas del país sino es elemental además, darles atribuciones en la toma de decisiones a favor de su pueblo porque contribuye a la verdadera democracia de México.

Veamos ahora como ejemplo, el siguiente listado de los titulares de CDI (Instituto Nacional Indigenista-Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de 1948 a 2012) ¿quiénes han sido los titulares indígenas y cuántos aparecen en la lista como indígenas que hablan una lengua?

Titulares de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI). 1948-2012

NOMBRE PERIODO
Alfonso Caso Andrade

 

1948-1970
Gonzalo Aguirre Beltrán

 

1970-1976
Ignacio Ovalle Fernández

 

1977-1982
Salomón Nahmad Sitton 1983-1983

 

Miguel Limón Rojas

 

1983-1988
Arturo Warman Gryj 1988-1992

 

Guillermo Espinosa Velasco 1992-1994

 

Carlos Tello Macías

 

1994-1998
Melba Pría Olavarrieta

 

1998-2000
Marcos Matías Alonso

 

2000-2001. Indígena Náhuatl de Acatlán, Guerrero.
Huberto Aldaz Hernández

 

2001-2003. Indígena Mixe de Oaxaca.
Xóchitl Gálvez Ruiz

 

2003-2006. Es de ascendencia Otomí pero no habla la lengua otomí.
Luis H. Álvarez Álvarez

 

2006-2009
Xavier Abreu Sierra

 

2009-2012

Otro de los ejemplos, sobre instituciones públicas de mucha importancia para el desarrollo del tema que nos ocupa, es el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), quien en su reciente creación, ha tenido tres indígenas dirigentes: El Dr. Javier López Sánchez, Tseltal, actual Director General del INALI. El Mtro. Vicente Marcial Cerqueda, Zapoteco, anterior Director General Adjunto, Académico y de Políticas Lingüísticas. El Mtro. Antolín Celote Preciado, mazahua, actual Director General Adjunto, Académico y de Políticas Lingüísticas del instituto.

Esto quiere decir dar un paso significativo e importante para el INALI, pero en su plantilla, existen 129 personas trabajando como servidores públicos, quienes representan el 100% de este total, pero sólo 15 personas del 100%, hablantes de una lengua indígena o que se consideran indígenas trabajan en la institución, lo cual, implicaría un porcentaje del 21 % para año de 2013, del total de la plantilla del INALI. Aunque cabe señalar, que no todos los indígenas inmiscuidos en el porcentaje total de la plantilla del instituto, toman decisiones para su comunidad. Pero, consideramos que se podría recompensar este dato, con los dos grandes cargos dentro del INALI, que los ocupan dos hablantes de una lengua indígena.

Para finalizar esta pequeña reflexión, que abre mucho espacio para el debate, anexaremos el listado sobre la presencia de la diversidad lingüística en el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas en el año 2013: con presencia del Tseltal, el Chichimeco jonaz, el Mazateco, el Chinanteco, el Mazahua, el Náhuatl, el Mixteco, el Maya, el Triqui y el Mixe, ni siquiera alcanza el 50% de las variantes lingüísticas presentes en México. Agregar también que la bibliografía existente sobre el tema que nos interesa es muy escueta y no se halla una estadística o un estudio detallado sobre la participación de académicos indígenas en las instituciones públicas gubernamentales del país, hasta donde pude investigar para este pequeño ensayo.

Hermenegildo López Castro

Estudiante de Doctorado en Estudios Mesoamericanos

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Los orígenes de la 2ª Muestra Internacional de Cine y Video Indígena

Por:  Alejandra Olalde Carreté

 DSC_1504

La emisión de la 2ª Muestra Internacional de Cine y Video Indígena abre su pantalla grande este 18 de noviembre del 2015 en la Sala José Revueltas del Centro Cultural Universitario UNAM, con la presencia de 4 exquisitos materiales audiovisuales que nos introducen con toda su fuerza a las cosmogonías de los pueblos originarios. Este año, la Muestra toma vida y forma con el nombre de “El origen y la creación” e inicia su recorrido en la Ciudad de México como un evento cuya visión es consolidar un espacio permanente de difusión e involucramiento de la cultura, historia y realidad actual de las comunidades originarias en nuestro país y en el mundo.

Una breve charla inaugural con la presencia de los realizadores de la sesión, con representantes de SEDEREC y de la Filmoteca, nos conducen al primer cortometraje de ficción que develará la atmósfera, que durante 12 días, el público podrá recorrer de acuerdo a sus intereses y gustos en las diferentes sedes que albergan la Muestra.

Comenzamos con Memuti Autsiemieme (El diluvio) de Armando Vázquez, inspirado en la cultura wixárika o huichol. En pocos minutos narra la historia de Watakame un sembrador a quien Nakawe, madre de todos los dioses, salva de un gran diluvio para asegurar el nacimiento de una nueva era, y con ella, el origen de la Nación Wixárika y su lugar Sagrado en Wirikuta, el Cerro del Quemado, Real de Catorce, San Luis Potosí.

Producido por el INALI, este corto animado resulta ideal a nivel discursivo como punto de partida de esta 2a Muestra Internacional de Cine. Describe la creación de las culturas del mundo desde la mitología, desde las historias y creencias de una comunidad. Las semillas que Watakame siembra, en la nueva tierra que se le ha conferido, son el legado que conforma la identidad de los pueblos huicholes.

Continuamos con el documental Nenek de Sabdyel Almazán, un relato sobre el pasado donde tres generaciones de un pueblo en la Huasteca Potosina se reúnen y recuerdan el paso por la vida de abuelos, padres e hijos. Se observan con nostalgia los caminos recorridos y se rememoran precisamente los orígenes, las historias que les han forjado una identidad.

Seguimos con La semilla que sembramos de C. Arreola, J. Lazo, J. Mijangos, R. Ramírez y L. Rosas y producida en 2014 por el Campamento Audiovisual Itinerante (CAI), un espacio de formación, encuentro, producción, exhibición y desarrollo de proyectos audiovisuales de comunidades oaxaqueñas. Este cortometraje de ficción remueve las raíces de la juventud y la incita a no olvidar de dónde viene para poder apreciar todo aquello que está sembrando.

Por último, para cerrar la primera sesión del evento, el corto Historia de la creación (2009) de Irma Ávila Pietrasanta con producción del Programa Apantallados, es la animación de una leyenda purépecha realizada durante el Taller de Educación para los Medios y Producción de Radio y Video para los Niños Artesanos en Santa Clara del Cobre, Michoacán. Se narra una leyenda popular de tata jurhiata y nana cuichit (la luna y el sol).

Estas 4 proyecciones que nos dan la bienvenida como audiencia a la Muestra de este año, son también las raíces que prefiguran el rumbo que tomará el evento, con una serie de bifurcaciones por diferentes géneros, temas, países y cosmovisiones. Por segundo año consecutivo, se abre un espacio de diálogo y convivencia de las voces indígenas que invitan al público audiovisual a reflexionar, conocer y admirar todo aquello que quieren contarnos de los hechos que conforman su identidad.

Cine y Medios Comunitarios presenta II Muestra Internacional de Cine y Video Indígena 2015

  • Se llevará a cabo del 18 al 29 de noviembre en la Ciudad de México
  • Tendrá como sedes la Sala José Revueltas del Centro Cultural Universitario, Casa del Lago Juan José Arreola, Universidad del Claustro de Sor Juana y Museo de Arte Popular
  • Exhibirá 96 películas de 10 países latinoamericanos

4-Leaw amangoch tinden nop Ikoods

Leaw amangoch tinden nop ikoods (La vida de una familia ikoods) de Teófila Palafox, México, 1987.

El colectivo Cine y Medios Comunitarios presenta del 18 al 29 de noviembre la segunda emisión de la Muestra Internacional de Cine y Video Indígena (MICVI). Inaugurará el miércoles 18 de noviembre, a las 18:30 hrs., en la Sala José Revueltas del Centro Cultural Universitario, UNAM. La programación será exhibida paralelamente en el Museo de Arte Popular, la Universidad del Claustro de Sor Juana y Casa del Lago Juan José Arreola. Luego de su exhibición en la Ciudad de México, se prevé la itinerancia de una selección de MICVI en el Estado de México y Oaxaca. Todas las proyecciones serán de carácter gratuito.

MICVI es un evento que resulta de la colaboración entre instituciones, organizaciones de comunicación comunitaria y los propios realizadores. Su objetivo es impulsar el conocimiento y respeto de las culturas originarias mediante la consolidación de un espacio de difusión y exhibición cinematográfica dedicado a las producciones audiovisuales de y para los pueblos y nacionalidades del mundo.

Bajo el título Ajanüch tiüt at wüx arangüch, en lengua ombeayiüts, o El origen y la creación, en español, MICVI 2015 plantea la creación videográfica como un proceso abierto y continuo. De esta manera recupera los orígenes del cine comunitario en México con la exhibición de la experiencia pionera de audiovisión comunitaria de 1985, en la que un grupo de tejedoras ikoods fueron capacitadas en el Primer Taller de Cine Indígena de San Mateo del Mar, Oaxaca. Dicho proyecto será homenajeado en la muestra, con la presencia de Teófila Palafox. Asimismo celebraremos el xxx aniversario de la fundación de la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (CLACPI), actualmente con sede en Chile.

El ciclo está integrado por 96 audiovisuales comunitarios, participativos y colaborativos, provenientes de Guatemala, Honduras, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, Brasil, Chile y México, agrupados en ocho secciones:

  • Experiencias
  • Autodeterminación y derechos
  • Territorio
  • La mirada infantil
  • Ritos y ceremonias
  • Memoria
  • Identidad
  • Cosmogonías

Los mitos creacionistas, los ritos y ceremonias, el reflejo de la vida cotidiana hasta la concepción de la muerte y el tránsito por la vida, se verán reflejados en los filmes de la II Muestra Internacional de Cine y Video Indígena. Esta segunda edición propone cimentar la comprensión y difusión del lugar que ocupan los pueblos originarios, partiendo desde sus raíces hasta llegar al fruto de sus decisiones y cosmovisión.

Como actividades complementarias, en el marco de la muestra se llevarán a cabo conferencias, conversatorios y mesas de diálogo con algunos realizadores. Cabe destacar la presencia de algunos participantes del Primer Taller de Cine Indígena en San Mateo del Mar, Oaxaca; Genaro Rojas de TV Tamix; Estela González y Damián Martínez de Cine Mixe et Ääw; Guadalupe Miranda de CCC con Patas; Irma Ávila Pietrasanta de Comunicación Comunitaria, así como Sergio Julián Caballero y Eva Melina Ruiz de Ojo de Agua Comunicación, entre muchos más.

El colectivo Cine y Medios Comunitarios lo integran gestores e investigadores culturales quienes promueven y fomentan el estudio de la comunicación intercultural. El proyecto forma parte del Programa de Equidad para los Pueblos Indígenas, Originarios y Comunidades de Distinto Origen Nacional de la Ciudad de México, que impulsa la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC).

La programación completa en https://micvi.wordpress.com

MICVI invitación inauguración-OK_Page_2